Por otro año ‘de película’ en La Encina

Si 2013 ha sido un año muy cinematográfico, estamos seguros de que este 2014 va a ser un año ‘de película’. Y es que, a veces hay que mirar hacia atrás para descubrir lo afortunados que hemos sido, somos o seremos. El pasado año el devenir de LA ENCINA ha estado marcado por un binomio que se ha demostrado que funciona, y muy bien, y por el que esta provincia debe de apostar: Cine y Almería.
El espíritu cinematográfico del 2013 comenzó con la llegada de la superproducción de ‘The Book of Exodus’ a la provincia de Almería. Una película que devolvió la ilusión a los almerienses; la vida al casco histórico y que logró de forma, directa e indirecta, dar un impulso a la economía provincial.
Justo 48 días después de que Ridley Scout; Christian Bale; Aaron Paul; Dar Salim y nuestro vecino, Joel Edgerton, se marcharan y dejaran a los almerienses con hambre de cine, llegó el turno de una de las iniciativas más curiosas que han lanzado los hosteleros –entre ellos nosotros- de Almería: I Festival de Tapas de Película. Y es que este certamen, que consistía en crear una tapa y ponerle un nombre fílmico, ha batido record de participantes. Nuestra propuesta, la FORT BRAVO, ha tenido una gran acogida y por eso nuestra ‘Costilla cocinada al estilo del lejano oeste’ se ha quedado con nosotros y se ha incorporado a la carta.
Con motivo del evento cinematográfico por excelencia de la provincia, Almería en Corto, desde LA ENCINA quisimos llenar de ambiente cinematográfico nuestra taberna y contamos con una exposición de un artista almeriense que estamos seguros de que va a dar mucho que hablar: Miguel Ángel Castillo. Con sus retratos de cine, ninguno de los artistas que visitó nuestro restaurante se quedó indiferente. De hecho, Max Von Sydow y Juan Antonio Bayona firmaron sus retratos y los hemos incorporado a nuestras paredes. Asimismo, hemos adquirido para nuestros fondos varios de los retratos que con mimo y esmero ha dibujado Castillo.
Si 2013 ha sido un buen año, estamos seguros de que 2014 será aún mejor. Si 2013 nos devolvió la ilusión, 2014 nos ayudará a conservarla e incluso multiplicarla.